Área de Fisioterapia

Para mejorar la calidad de vida del paciente, el fisioterapeuta debe trabajar tanto los aspectos motrices lesionados, como los cognitivos, sin olvidarse de los déficit sensorioperceptivos que también aparecen.
Para ello se valoran las secuelas acaecidas tras sufrir un daño cerebral y se plantean objetivos reales que irán ampliándose a medida que el paciente vaya evolucionando. Estos objetivos van a ir variando en función de cada usuario pero vamos a enumerar los más comunes:

  • Técnicas de movilización y supervisión de correcta alineación postural.
  • Tratamiento a las alteraciones del tono muscular: la espasticidad y la rigidez.
  • Técnicas para reeducar las alteraciones de la coordinación y las ataxias.
  • Técnicas para la adquisición y mejora del equilibrio corporal.
  • Estrategias dirigidas al desarrollo de la bipedestación y la marcha.
  • Tratamiento del hombro doloroso.

Otro aspecto muy importante es el contacto que tiene el fisioterapeuta con las personas que están con el paciente, de forma que se les va asesorando para que el familiar o cuidador pueda implicarse en esa mejoría del paciente (formas de movilizarle, posturas que no debe tener el paciente, etc.). Y es que la evolución del paciente es mucho más posible si todos trabajamos hacia unos objetivos comunes.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.