Área Cognitiva

Cuando una persona sufre un daño cerebral puede presenar alteraciones a nivel cognitivo. Esto implica dificultades en:

  • Orientación: no saben dónde están, ni en qué día o incluso quiénes son ellos o sus familiares.
  • Memoria: pueden no recordar aspectos de su pasado o tener problemas para aprender y recuperar datos recientes.
  • Atención: les supone un esfuerzo mantenerse despiertos, concentrarse o atender a varias cosas al mismo tiempo.
  • Lenguaje: pueden hablar pero no entender lo que se les dice o al contrario, comprender pero no poder expresarse.
  • Funciones ejecutivas: dificultad para planificar sus actividades, manejar su tiempo, etc.
  • Conducta: pueden mostrarse agresivos, poco flexibles en su comportamiento, desinhibidos, con poca tolerancia a la frustración o por el contrario, apáticos y con poco interés por su entorno.

El neuropsicólogo, será el profesional encargado de valorar todos estos aspectos, en qué medida están alterados o conservados y a partir de esta evaluación, trabajar cada uno de ellos elaborando un programa de rehabilitación personalizado.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.